Toys R Us en España continúa sobreviviendo

La firma dedicada a la venta de juguetes se encuentra actualmente pasando por una crisis, indicando que cerrará 26 de las 105 sucursales con las que cuenta en el Reino Unido; esto después de declararse en bancarrota en Estados Unidos. Pero, por otro lado, la compañía mantiene que este no será el caso en España (por ahora).

Contactos provenientes de la misma empresa mantienen que los cierres en otros países no afectarán sus operaciones en España. Al contrario, desde que solicitaron la bancarrota en Estados Unidos se han abierto tres nuevas tiendas en España. Cabe destacar que estas tiendas son fijas y no sólo una medida para aprovechar la época de Navidad.

En España, la firma mantiene más de 50 establecimientos y emplea alrededor de 1.600 trabajadores. Y es que la situación de cada filial es única, y todas responden de manera distinta ante las circunstancias.

La sucursal española se vió independiente en el momento que se sostuvo por encima de su contraparte estadounidense, cuya apelación a la ley de quiebras de dicho país significó la mayor bancarrota del sector de ventas al por menor en 15 años.

La historia de la compañía es bastante extensa y se origina en Estados Unidos, específicamente en Washington, al ser fundada por Charles Lazarus en el año 1948. Su crecimiento en Estados Unidos fue bastante acelerado gracias al período denominado “baby boom” donde se vio un incremento exponencial en los índices de nacimientos después de la Segunda Guerra Mundial.

La juguetera Toys “R” Us vuelve a crecer tras seis años de declive

La juguetera Toys “R” Us vuelve a crecer tras seis años de declive

Su punto más próspero en los años ochenta impulsó la decisión de extenderse internacionalmente, llegando a Singapur y Canadá en el año 1984 y haciendo lo mismo en España en 1991.

Sin embargo, los cambios en los patrones de consumo que se hicieron presentes con la entrada del nuevo milenio trajo tiempos difíciles para la firma, mostrando sus primeros signos de deterioro en el 2005 cuando, después de casi 30 años, vio su retiro del mercado.

En tiempos más recientes, Toys R Us se vio en la necesidad y movilización de varios planes y estrategias de reestructuración para la reducción de estas pérdidas sin alcanzar, con ninguno de los intentos, un resultado que acordara con sus expectativas. A esto se le suma una deuda que se veía incrementando hasta los 5 mil millones de dólares, que fue la estocada final para que la empresa se declarase en bancarrota.

Hoy en día, la firma continúa persiguiendo un futuro más positivo, con el consejero delegado, Dave Brandon, diciendo que la apelación a la medida de quiebra fue un proceso necesario para dar paso a un período de reconstrucción que permitirá a la compañía alcanzar este fin.

Los esfuerzos de la empresa hoy se centran en intentar mantener abiertas el mayor número de tiendas posibles. Y, en caso de ser absolutamente necesario el cierre de algunas, como se está haciendo notar en el Reino Unido, concentrar todos los esfuerzos de reestructuración y estimulación hacia las tiendas principales, que vienen a ser las megatiendas que vieron su apertura durante el auge de la compañía durante los años ochenta y noventa.

Sin embargo, con la independencia de cada sucursal alrededor del mundo y el crecimiento que ha tenido en España, nada prohíbe que el futuro de esta empresa sea volver a lo que sea antes. Todo dependerá de qué tan bien se pueda aprovechar en la industria juguetera el gran auge que se está viendo actualmente en el cine de las películas con temáticas atractivas a los más pequeños como es el caso de Marvel.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.