Tipos de productos de ahorro

Las posibilidades de ahorros pueden ser difíciles en la situación actual, sin embargo, entidades bancarias proponen soluciones a esta intención de conservar y maximizar el dinero. Muchos trabajadores se decían a contratar o buscar maneras para ahorrar y así asegurar tener una respuesta monetaria si se presenta cualquier contingencia. No sólo visto desde el presente, otros proyectan la mirada para el futuro y asegurar una vida de garantías y plenitudes. Por eso los productos de ahorros son, más bien, estrategias a mediano y largo plazo para crear un fondo económico que salvaguardar la integridad del hombre.

Se destaca como producto de ahorro: la creación de cuentas de ahorros remuneradas, en las cuales el titular obtiene beneficios financieros a partir de una tasa de interés estipulada por el banco. Ese dinero se encontrará disponible para el ahorrante en cualquier momento.  También existen cuentas corrientes remuneradas que pueden ser asociadas con cuentas nóminas y utilizadas para  pagos y transferencias.  Así sucede, por ejemplo, en el Banco Santander con las cuentas 123, ya que el cliente puede ganar remuneraciones de 3% de intereses según el saldo mantenido en la cuenta, la remuneración puede ser de manera indefinida, no tiene un lapso de tiempo, sin embargo tiene un límite de dinero. El usuario debe oscilar entre los 1000 hasta 15000 euros. Dependiendo de la constancia del saldo dependerá la tasa anual equivalente (TAE).

Por otra parte, hay cuentas exentas de comisiones por diligencias bancarias. Es decir, no cobran mantenimiento, administración, transferencias, traspaso e ingresos de cheques. En el caso de Openbank, se permite tener una rentabilidad hasta un 0.50% de la TAE si se domicilia la cuenta nómina en esta entidad;  de no ser así la comisión será de 0.30%. Cabe destacar que en esta tipo de cuenta no se cobra comisión de ningún tipo. El cliente no debe sentirse comprometido por permanecer en la entidad en caso de no satisfacer sus exigencias; pues, la domiciliación no cobra ningún importe. El límite del dinero puede ser de un euro hasta un millón.

Información sobre productos de ahorro

Información sobre productos de ahorro

Los depósitos a plazos fijos son otra forma de ahorrar: el cálculo de su rentabilidad depende intereses fijos y el tiempo de abono, convirtiéndose en una manera segura de reunir y recuperar dinero; además posee la posibilidad de que el cliente tiene rápida disposición  del dinero.

Pero también existen los seguros de ahorros, estos son una solución para reservar dinero, sobre todo para para cubrir riesgos en caso de fallecimiento, por eso son considerado como  productos de previsión. Los aportes monetarios pueden ser periódicos, es decir, mensuales, trimestrales, semestrales o anuales, de acuerdo estipulados por el asegurado a lapsos a corto, mediano o largo plazo.

Y por último, están los fondos de inversión como las bolsas de valores, en las que se inventen  activos financieros para la duplicación de su valía. La participación de los inversionistas depende de la compra y venta de las acciones. Cada una de los productos de ahorro operan como vías para la expandir el dinero cada uno con ventajas y desventajas, pero esto dependerá del ahorrista.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.