Seguros contra accidentes personales

Los seguros contra accidentes personales engloban a todos aquellos seguros que pueden protegerte tanto a ti como a tu familia de diversos gastos relacionados con una gran diversidad de accidentes. Como sabes, los accidentes pueden sorprendernos en cualquier momento y en cualquier lugar, por ello debemos, de preferencia, encontrarnos protegidos en todo momento; sobre todo cuando otras personas dependen económicamente de nosotros, como quizá sería el caso de nuestra familia.

Aunque es verdad que la mayoría de los accidentes pueden prevenirse, lo cierto es que siempre podemos ser precavidos; y, precisamente, contratar un seguro contra accidentes es una manera de protegerte o de proteger a quienes amas de una manera que evidencia precaución. Además, debemos implementar tanto en la casa, como en el trabajo o en la escuela, una cultura de la prevención; de esta manera evitaremos situaciones en que tengamos que hacer uso del seguro contra accidentes personales.

Usualmente, los seguros contra accidentes se dividen en individuales; es decir, cubren únicamente accidentes o muerte de una persona, y paquetes colectivos o familiares; en los que la aseguradora cubre a dos o más personas que mantengan ciertos vínculos. En ambos casos, la empresa aseguradora entregará una indemnización por el accidente acontecido.

Algunos de los accidentes que más suelen acontecer son los de tránsito, incendios o quemaduras y caídas. Este tipo de accidentes podrían agruparse en dos grandes clasificaciones: los accidentes en el hogar y fuera de él. Por ejemplo, los accidentes acontecidos en el hogar suelen presentarse como la causa más frecuente que envían a personas a salas de urgencias; sobre todo en periodos de la vida como la tercera edad y la infancia. De ahí que, como mencionamos, sea de vital importancia el crear una cultura de la prevención.

Algunos seguros contra accidentes personales

Algunos seguros contra accidentes personales

De hecho, algunos de los accidentes en el hogar que más producen visitas al médico son heridas por objetos punzocortantes, quemaduras, caídas, intoxicación y electrocución, entre otros. Lo más peligroso es que muchos de estos accidentes no son sufridos solamente por personas adultas, sino también por niño pequeños (entre los 2 y los 5 años de edad).

Para encontrarnos preparados frente a cualquier accidente que pueda sorprendernos, deberíamos tener la información de nuestro seguro siempre a la mano, además de estar conscientes de que casi cualquier cosa o situación, por insignificante que parezca, puede resultar dañino para una persona.

Como podemos ver, en conclusión, un seguro contra accidentes personales siempre constituirá un beneficio para nuestro bienestar y el de nuestra familia, tanto en el hogar como fuera de él. Cuando vayas a contratar un seguro, debes de ser consciente que una de las mejores estrategias para elegir el mejor seguro para ti es comparar entre los diversos tipos de seguros que ofrecen las diferentes aseguradoras del mercado (por ejemplo, en internet puedes encontrar varias herramientas que te permitan comparar entre las empresas aseguradoras y las pólizas que ofrecen). Además, asegúrate de leer el contrato que firmes con la aseguradora completamente, para conocer si existen condiciones en que la póliza no cubra los gastos originados por los accidentes.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.