¿Qué son los países desarrollados?

Se tratan de toda nación que logró alcanzar un alto nivel de desarrollo humano, es decir, de estándares de vida, por lo que se le hace mucho más fácil evolucionar y crecer en el ámbito económico, humanístico e industrial. Se le considera como lo opuesto a aquellos países subdesarrollados o que están en vía de desarrollo.

Si quieres saber cómo se vive en aquellos países que se consideran como desarrolladas, basta con observar las condiciones de vida, ya que son mucho más benévolas y protegidas que en los países subdesarrollados, dada la solidez de sus instituciones, su alto grado de industrialización y la garantía de servicios y derechos básicos, además que se tiene que tomar en cuenta que todas las necesidades básicas de esa población están saldadas por lo que su potencial puede organizarse y aprovecharse de mejores maneras.

Los países que actualmente son considerados como desarrollados son los que pudieron industrializarse a tiempo, en parte gracias al reparto de las riquezas de los territorios colonizados durante las etapas del expansionismo imperial. Aunque, existen otros tipos donde su alto estándar de vida se debe a la forma correcta de aprovechar todos los recursos naturales de alta demanda, como el petróleo.

Existen muchísimas definiciones sobre lo que es y lo que no es un país desarrollado, además de diversidad de aceptaciones sobre cómo se alcanza dicho desarrollo o en qué consiste. Para el ex secretario de las Naciones Unidas, Kofi Annan, por ejemplo, un país desarrollado se trata de aquel que provea a sus habitantes de una vida libre y saludable en un ambiente seguro.

Nos preguntamos, qué son los países desarrollados

Nos preguntamos, qué son los países desarrollados

¿Cómo saber si es un país en desarrollo?

Aunque en el mundo hay una variedad de medidores del grado de desarrollo de un país, con el fin de poder compararlo con el de los demás, o con el promedio de su región, uno de los más populares y utilizados es el Índice de desarrollo humano (IDH) elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Existen otros índices como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional.

El IDH indica los cálculos sobre el índice de esperanza de vida, en el cual se resumen las condiciones de salud y alimentación de la población; el índice de educación; y finalmente el índice de Producto Interno Bruto, para abarcar los aspectos económicos e industriales.

-Industrialización: para que un país sea desarrollado tiene que tener sí o sí un alto nivel de organización industrial, de la mano del desarrollo tecnológico y de la generación de bienes de consumo para su propia población y para venta externa (exportación), ya que esto favorece a las economías independientes haciendo la dinámica de dependencia económica de los países subdesarrollados suela consistir en la venta de productos primarios y la compra, a mayores precios, de los bienes procesados por la industria.

-Educación: de carácter primordial, es la inversión más fuerte de los países desarrollados, ya que ciudadanos con buena educación valen mucho, es por esto que se encargan de exhibir sus matrículas plenas y ofrecer planes de subsidio, de beca y otras facilidades para el incentivo del conocimiento en sus habitantes. Esta inversión se retroalimenta en la capacidad de desarrollo de nuevas tecnologías, nuevas tendencias académicas y nuevas tendencias estéticas, lo cual hace de dichas naciones el “centro” del saber mundial.

-Servicios básicos: cualquier país desarrollado deberá ofrecerle los servicios básicos fundamentales a sus habitantes para la vida: luz eléctrica, agua corriente, gas, telefonía, internet, vivienda, aseo urbano, de una manera accesible de modo que todos cuenten con esto.

-Nivel de vida: a propósito de satisfacer las necesidades básicas de la población, también deberán tener habitantes que puedan permitirse la inversión en otro tipo de comodidades, como los viajes, la tecnología y eso que comúnmente se denominan “lujos” pero que son buenos indicadores del nivel de vida de la gente. Puesto que a medida que el presupuesto familiar se vaya subsanando de las carencias de la nación, más se podrá invertir en el consumo secundario, lo cual generará a su vez más empleo y así se perpetúa un ciclo positivo de generación de riquezas. El desempleo es siempre un factor atendido en los países desarrollados.

Otro factor determinante en este sentido es la seguridad ciudadana. Los países desarrollados tienen bajo control el problema del delito, permitiendo a sus ciudadanos vivir en relativa paz y tranquilidad, disfrutando de los espacios públicos, a diferencia de muchas naciones subdesarrolladas, en las que el crimen y la violencia urbana están fuera de control.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.