Principales pretextos para no ahorrar dinero

Existen muchos pretextos para no ahorrar dinero, ¿cuál es el tuyo? Esta es una pregunta que pretendemos responder en este artículo, con el fin de hacer entender que todos podemos ahorrar a pesar de nuestra situación financiera actual.

Es importante saber que el ahorro de dinero no es algo que está reservado sólo a un grupo especial. Y que este es un hábito que todos pueden desarrollar.

#1 Mi sueldo no alcanza

Mi salario no llega o no es suficiente, es uno de los clásicos pretextos para no ahorrar dinero. Esta excusa se asocia a la mentalidad de que sólo ahorra quien cuenta con un sueldo alto.

Esto debido a que la persona asocia el ahorro con el salario o con el monto que la persona gana todos los meses.

Lo que la persona tiene que entender es que el ahorro de dinero es una cuestión de hábito y no es una cuestión salarial.

La persona que utiliza este tipo de pretextos para no ahorrar dinero nunca será capaz de ahorrar hasta que empiece a ahorrar con lo que tiene.

5 maneras de ahorrar en la factura del teléfono

#2 Todo lo que percibo tengo que gastarlo

Quien usa este pretexto es quien afirma que sólo tiene dinero para gastar. Todo el dinero que entra en su bolsillo es para ser gastado y no hay nada que sobre para poder ahorrar. Esta excusa también es clásica porque usa sus gastos como justificación.

Para esta persona el dinero que entra ya tiene destino, y ese destino es pagar las cuentas y no hay nada que sobre para poder ahorrar dinero.

#3 No tengo mucho dinero

Quien presenta este tipo de excusa para no ahorrar dinero se basa en la idea de que para ahorrar se necesita tener mucho dinero. Esta persona también piensa que sólo el que tiene mucho dinero, es el que puede ahorrar para el futuro.

El hecho es que para ahorrar dinero no es necesario tener mucho dinero, sino disciplina financiera. Es posible ahorrar dinero, incluso con lo poco que se tiene, siempre que se tenga la voluntad de hacerlo.

Se puede ahorrar sólo el 1% de tu dinero, eso ya es un gran paso hacia tu libertad financiera. Porque a partir de ahí ya podrás ahorrar más. Lo importante es empezar a crear el hábito del ahorro.

#4 Tengo muchos gastos por pagar

Gastos todos tienen, es verdad que hay quien tiene más que otros, pero eso no debe impedir el empezar a ahorrar. La verdad es que siempre tendrás gastos, y, posiblemente, tus gastos pueden aumentar.

A medida que crecemos en la vida el número de gastos tiende a aumentar. No obstante, esto no tiene que ser un impedimento para continuar o comenzar a ahorrar.

#5 Empezaré a ahorrar cuando gane más

Esta excusa es clásica, todos quieren un aumento salarial y no hay nada de malo con eso. Pero el hecho es que si no puedes ahorrar ahora no vas a ahorrar cuando ganes más. Lo repetimos, lo importante es desarrollar el hábito del ahorro.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.