Mide tu tiempo

En el mundo del empresario, hay que tener tiempo a todo, sin embargo no podemos convertirnos en totales esclavos de nuestro negocio. No podemos dejar a un lado nuestra vida social, familiar o tal vez amorosa. Hay que saber aprovechar el tiempo para todas nuestras cosas tanto laborales como personales, para lograr esto es necesario sacar cuenta de que queremos hacer con nuestro negocio.

Hay que hacer un análisis de cómo podemos dedicarle tiempo a ambas cosas, o mejor dicho, como podremos dividirnos para lo que nos conviene y nos gusta hacer. Es totalmente valido, el hecho de que quieras que tu negocio sea todo un éxito, y no quieras despegarte ni un segundo de él, pero como se hizo mención al principio, tampoco es bueno en exceso, ya que puede ocasionarte problemas con tu entorno familiar, social o amoroso.

En el ámbito empresarial existe un poco de cada cosa, es una vida que no es fácil de vivir, pero tampoco imposible, aquí es donde hablamos de uno de los valores más importantes que es la responsabilidad como negociante o empresario, mejor dicho, el compromiso que debes tener con tu negocio, sea grande o pequeño.

Medir el tiempo en la empresa

Medir el tiempo en la empresa

Medir el tiempo es la forma más adecuada de organizar tu agenda, y sacar provecho a todos tus momentos tanto laborales como personales, Es totalmente cierto que como emprendedor debes estar al pendiente de tu negocio, de aspectos que ya anteriormente han sido mencionados, como el análisis del mercado a diario, el comportamiento de tus empleados, o reuniones de trabajo con tus socios, entre otras cosas, sin embargo organizar tu agenda no es tarea difícil, es algo sencillo, pero sumamente importante. Puedes dedicarte a tu negocio las primeras horas del día, o medio día, y tratar de asistir a tus otras citas, corresponder tus otras responsabilidades quizás como mama o papa.

Debes hacer un análisis de cuando poder abandonar tu negocio y atender tus otros compromisos a diario, cuando se habla de abandonar, se habla de salir y despegarse un poco de él. Esto tiene que ver mucho con tu grupo de trabajo, ya que el mismo suele ser un apoyo para ti, y así ayudarte a atender tus cosas también personales, mientras ellos se encargan de tus laborales. Sin dejar pasar por alto que tu equipo debe ser siempre confiable.

En fin, hay que medir nuestro tiempo para no ser esclavos de nuestro trabajo, y dedicar tiempo a nuestro entorno familiar, social y amoroso.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.