Lidiar con clientes difíciles

Si bien todos sabemos que la razón de ser de una empresa son sus clientes, hay casos puntuales donde el comprador presenta un perfil tan nocivo para nuestro negocio, que lo mejor resulta no invertir tiempo ni energías en satisfacerlos porque en realidad, esto nunca se logrará. Los clientes difíciles más comunes son:

El aprovechador

Este tipo de clientes difíciles busca asesoría en tu empresa, le pide que le ayude a buscar una solución, recibe sus aportes, lee sus informes, se muestra interesado y luego contrata a otra firma. Por lo general, va a conseguir un precio más bajo debido a que gran parte del trabajo ya fue ejecutado. Son los que pretenden que el trabajo más pesado se realice gratis para ellos.

¿Cómo evitar que esto ocurra?

Por más interesado que un cliente se muestre en tu trabajo y en lo que le propones, asegúrate de cobrar un adelanto de dinero antes de comenzar a trabajar. Si se niega, es muy probable que responda a este perfil.

El jugador

Este individuo habla con una firma para pedir un bajo precio, asegurarse buenas condiciones de compra y exigir garantías, pero en verdad él ya sabe a quién le va a comprar (por razones que no están vinculadas con el precio). Hace esto para manipular a su otro proveedor y así conseguir de él mejores descuentos. Menciona que en determinado negocio le ofrecen mejores condiciones para generar en el otro el espíritu competitivo.

¿Cómo lidiar con él?

Si posees un cliente difícil como estos que ya está fidelizado a su firma pero te plantea que puedes conseguir el producto a menor precio, no te dejes amedrentar. Si sabes que va a ganar esa batalla, mantente firme.

Clientes difíciles

Clientes difíciles

El explosivo

Este tipo de cliente es el que siempre se encuentra disconforme con el trabajo de otros. Es común escucharle gritar a proveedores y empleados, es típico ser espectador de uno de sus ataques de ira injustificados. Son aquellos clientes que intentan intimidarlo.

¿Qué hacer?

No pierdas tiempo ni energías en controlar su comportamiento. Es mejor perder a alguien insatisfecho que poner más atención a su posible reacción porque al final no podrás ganar.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.