La clave para que tu empresa sobreviva al primer año

Los empresarios que recién inician suelen tener muchas dudas acerca de las mejores estrategias para lograr que su empresa se mantenga en pie e incluso crezca de acuerdo a sus expectativas durante el primer año de su creación. La incertidumbre aparece en todas las etapas de la vida de una empresa pero se presenta con más intensidad al comienzo, cuando aún no se ha consolidado la cartera de clientes ni pueden pronosticarse las ventas futuras.

La asesoría y sus ventajas

En estos casos, lo mejor es recurrir a una persona que ya haya pasado por la experiencia, haya conseguido eso que hoy persigues y te brinde su punto de vista y ayuda. Un asesor también puede ser la persona ideal por haber vivido junto a otros emprendedores lo que ahora estás atravesando en este momento.

Es posible que estas personas, independientes y exitosas, hayan atravesado crisis y momento difíciles sin dejarse vencer. Por eso, con seguridad van a plantearte preguntas y retos interesantes que pueden generar ideas nuevas o incluso la necesidad de implementar cambios urgentes.

Un asesor apto va a desafiarte a definir todos los aspectos de su negocio, que te enfoques en tus metas y que emprendas las acciones para ir tras ellas. Va a mostrarte la necesidad de elaborar un flujo de fondos, de organizarse adecuadamente, de hacer presupuestos y de imaginar cómo sería tu día de trabajo perfecto.

Primer año de la empresa

Primer año de la empresa

La máxima ventaja de tener un asesor

Una persona preparada para ayudarte a hacer exitosa su empresa, va a prescindir de los consejos comunes que te daría un familiar o alguien que prefiere la seguridad y se siente cómodo con un trabajo estable y un sueldo. Evitará decirte que lo más importante es completar los estudios o complementar tu emprendimiento con otro trabajo adicional. Si bien los estudios son una gran inversión para tu futuro y es una parte importante de los conocimientos, es posible progresar de todos modos sin haber terminado la universidad.

Para lograr que tu empresa sobreviva y logre crecimiento durante el primer año, rodéate de una buena red de contactos, de personas capacitadas que puedan ofrecerte algo más que buenos consejos como los que podría brindarle un amigo. Busca contacto con gente que sea exitosa y conozcan las claves de su éxito para poder trasmitírtelas.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.