Fondos de Inversión

Cuando tenemos un empleo y devengamos un sueldo es común que empleemos parte de ese dinero en cancelar deudas y servicios, mientras que el resto lo utilizamos como fondos o ahorros ante una eventual emergencia, sin saber que a veces podemos invertirlo y generar mayores ganancias.

Las formas de ahorrar dinero varían según los países, sin embargo, hay ciertos elementos de uso frecuente como los que ofrecen las instituciones bancarias, entre los que destacan las cuentas de ahorro, los pagarés, los depósitos bancarios, los planes de pensiones y los fondos de inversión, estos últimos son herramientas de ahorro administrados por instituciones de inversión colectiva y consisten en reunir fondos de distintas personas naturales o jurídicas para invertirlos en instrumentos mercantiles.

Cuando se participa en un fondo de inversión es posible invertir de manera diversificada en acciones de renta fija o variable y con una gestión profesional, a través de la cual el inversor se convierte en propietario de una parte de los activos manejados por la empresa y divide su riesgo en diferentes productos.

El proceso de este instrumento de ahorro consiste en reunir a un grupo de personas, interesadas en invertir, que estén dispuestas a entregar su dinero a una entidad financiera que a su vez requerirá los servicios de una institución gestora encargada de invertir los fondos (cobrando comisiones por ello) en diversos activos que van desde títulos de renta fija y derivados hasta activos monetarios, acciones y otros fondos de inversión.

Los fondos de inversión son considerados como un sistema seguro debido a que permiten vender las acciones en cualquier momento y cobrar el dinero al día siguiente, por lo que su liquidez se estima como alta. Además, entre las ventajas que ofrece este producto de ahorro se encuentra que no requiere grandes montos iniciales de dinero para ingresar al sistema, son accesibles y sencillos tanto al momento de comprarlos como al momento de venderlos, son instrumentos regulados por la ley y su gestión es realizada únicamente por expertos del área.

Invertir en fondos de inversión

Invertir en fondos de inversión

Ahora bien, si usted se decide a invertir en un fondo de inversión con sus ahorros debe tomar en cuenta que hay distintos modelos según el tipo de instrumento financiero en el que el gestor invierte el dinero. Para los inversores menos arriesgados existen los fondos monetarios que se centran en adquirir activos mercantiles a corto o largo plazo para minimizar el riesgo de inversión de los clientes e intentar rentabilizar su dinero, y los fondos garantizados que tienen poca rentabilidad, pero aseguran recibir parte o la totalidad del capital invertido inicialmente en un plazo de tiempo definido.

Igualmente, existen opciones para los más atrevidos como los fondos de renta fija que invierten el patrimonio en activos, los cuales generan ingresos fijos para una fecha establecida a través de instrumentos como las letras, las obligaciones, los bonos y los pagarés, los fondos de renta variable que invierten el dinero en acciones y garantizan la devolución del capital inicialmente invertido más una rentabilidad que varía según la evolución de los índices bursátiles, las divisas y las acciones, y los fondos mixtos que combinan las dos alternativas anteriores.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.