Consejos para evitar gastos innecesarios familiares

Si sabemos cuáles son las necesidades reales de nuestra familia, podremos conocer cuáles son los productos y los servicios que realmente necesitamos, así como de los que podemos prescindir; sin duda, esto puede ayudarnos a ahorrar, a la vez que evitamos gastos innecesarios familiares. A continuación te damos algunos consejos para evitar gastos innecesarios familiares:

-Cambio de hábitos

Puedes negarlo, pero es muy probable que en tu familia también se gaste en productos o servicios innecesarios. Quizá pienses que tu familia cuenta con el dinero suficiente para permitirse ciertos lujos, pero ese dinero bien podría invertirse en otros productos con mayor beneficio, o bien, ahorrarse.

También puede presentarse la situación en la que tu familia se encuentre en una situación económica no muy solvente, y por tanto, el evitar gastos innecesarios toma aún más importancia. Una excelente manera de evitar o, al menos, de reducir este tipo de gastos, es el realizar un cambio de hábitos familiares. En la mayoría de las familias se tiene teléfonos, televisiones, aparatos electrodomésticos, entre otros; que suelen gastar energía, por lo que debemos hacer un uso racional de ellos.

Así mismo, el agua es otro servicio al que no solemos prestar mucha atención, pero que mes con mes supone un gasto familiar. Gastar menos agua, menos gas y electricidad, sin duda nos ayudará a ahorrar más dinero y a mejorar nuestra economía familiar.

Si, por ejemplo, tardamos 20 minutos o media hora en bañarnos, podemos reducirlo a 10 minutos por persona; de esta manera ahorraremos una buena cantidad de agua.

Si solemos salir con nuestros amigos o en familia todos los fines de semana, podemos cambiar ese hábito por una salida cada dos fines de semana, si solemos tener encendida la televisión o la computadora (o ambas al mismo tiempo) durante, por ejemplo, cinco horas, podemos usarlas por sólo 3 horas. Siempre hay algo que podemos hacer para ahorrar dinero.

Un excelente hábito que podemos implementar es cambiar las baterías normales de todos los aparatos que las empleen, por baterías recargables; de esta manera, a mediano y largo plazo, terminaremos por ahorrar una buena cantidad de dinero.

-Eliminar o reducir el número de aparatos innecesarios

Relacionado con el cambio de hábitos, se encuentra el eliminar o reducir el número de aparatos innecesarios o el uso que hacemos de ellos. En realidad, en la mayoría de los hogares se cuenta con aparatos que sólo son empleados por una persona o que no son empleados en absoluto durante largos periodos del tiempo; lo peor es que muchos de estos aparatos se encuentran conectados a la corriente eléctrica, por lo que, aunque se encuentren apagados, realizarán un mínimo gasto de energía.

¿Tienes conectado todo el día el horno de microondas, la licuadora o tu computadora? ¿Cuentan con cinco televisiones en tu familia pero sólo se emplean dos? Platica con el resto de los miembros de tu familia y en conjunto decidan cuáles son los aparatos o electrodomésticos que realmente se necesitan y de cuáles pueden prescindir; además, concuerden que se deberán de desconectar aquellos aparatos que no se usen.

Una nueva para el gas natural

Una nueva para el gas natural

-Analiza y compara las pólizas de seguro que puedas tener en tu familia

Este es un punto no menos importante; en ocasiones contamos con diversos seguros que protegen a nuestra familia de accidentes o imprevistos; sin embargo, muchas veces puede suceder que dos o más pólizas de seguro nos protejan contra los mismos incidentes. Aunque no lo creas, es bastante común que en tu familia se cuente con coberturas duplicadas; ya que resulta común el contratar seguros en diferentes ámbitos, como: seguro de hogar, seguro de vida, seguro contra accidentes, seguro familiar, seguro contra robos, entre otros. Este tipo de seguros suelen duplicar coberturas relacionadas con: robos, rotura de cristales, protección jurídica en caso de accidente, atención médica, etc.

Así mismo, siempre compara el precio de las pólizas de seguro entre diferentes compañías, puede que ya cuentes con una póliza de seguro (o varias) pero que su precio sea demasiado elevado.

-Reducir drásticamente o evitar los gastos hormiga

Los gastos hormiga son esos pequeños gastos que solemos realizar de manera casi inconsciente y que, a la larga, representan una importante fuga de dinero. Por lo general, los gastos hormiga se realizan en la compra de objetos o pagos de servicios a los que no les damos importancia; y lo peor es que la mayoría de este tipo de gastos es completamente evitables. Podríamos afirmas que los gastos hormiga se encuentran en todas partes (y en esto juega un papel importante la publicidad), son gastos invisibles y que traicionan nuestra economía, podrían interpretarse como satisfacciones inmediatas del tipo: se me antojan unos cigarros, se me antoja un café, etc.

La gran parte de los gastos hormiga se vincula con el sector alimenticio. Puede suceder que varios miembros de la familia, en vez de llevar un recipiente con alimentos al trabajo o a la escuela, gastan en comprarse alimentos y bebidas que resultarán más caras.

-Vicios

Si reducimos el consumo de los diferentes productos que se han transformado en vicios en alguno o en diversos miembros de la familia, es seguro que también reduciremos los gastos innecesarios familiares. ¿Eres adicto a la Coca-Cola? Pueden dejar de tomar este producto, que como sabes es bastante dañino para la salud del organismo y ahorrar el dinero que se gasta en su consumo. ¿Fumas constantemente? Pues ahorrar se puede convertir en una razón importante para abandonar este vicio o mal hábito. ¿Sales todos los fines de semana por un par de cervezas? Reduce tus salidas por una cada quince días y verás como podrás ahorrar más dinero del que te imaginas.

-Ser conscientes de las finanzas familiares

Por último, cada miembro de la familia debe ser consciente del gasto que supone el mantenimiento de un hogar, la energía, el agua, los alimentos, la renta o pago de hipoteca, etc. De esta manera, podremos manejar de mejor manera la economía familiar y ser conscientes de las finanzas; esto nos facilitará la tarea de evitar o reducir los gastos innecesarios familiares.

 

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.