¿Conocías la situación de los países emergentes?

La mayoría de los países emergentes traen consigo a montones de inversores locos por ayudar a que este país salga adelante. Sin duda, los países emergentes son el objeto de deseo de muchos inversores. Aunque se caracterizan por su inestabilidad económica ya que tienen muchísimos años tratando de convertirse en una economía fuerte y de crecimiento con otros ciclos económicos negativos, algunos productos que invierten en países emergentes consiguen rendimientos positivos, por encima de la renta variable de países desarrollados, en el medio o largo plazo. Por ello, se han convertido en una parte fundamental de una cartera diversificada añadiendo una rentabilidad complementaria. Claro que para ser una opción de inversión primero se debe conocer cuáles son los países emergentes y sus características.

Esta pregunta no es tan sencilla como parece, ya que no existe un término universalmente aceptado que defina lo que es un país emergente. Esto origina algo de confusión a muchos inversores, ya que no todos los grupos de análisis consideran las mismas economías como emergentes.

Existen millones de conceptos universales o reconocidos, como por ejemplo los del Banco Mundial, institución en la que precisamente su entonces economista, Antoine W. Van Agtmael, acuñó este término en los años 80. Uno de los conceptos más aceptados es el de que un país emergente es una nación con un rápido crecimiento económico si se compara con las tasas de las economías desarrolladas, pero que no entra en la categoría de estos países por tener una renta per cápita baja. Otra de sus características más destacas es su proceso de industrialización e internacionalización.

¿Cómo se pueden diferenciar los países subdesarrollados, emergentes y desarrollados?

Es por esto que muchas veces los países emergentes tienen muchas más características comunes que su crecimiento económico y renta per cápita, sobre todo si estas dos variables sirven para diferenciar de forma simple lo que es un país desarrollado, uno emergente y otro subdesarrollado:

  • País desarrollado: se trata de un país con una alta renta per cápita con independencia de su crecimiento económico que tanto en caídas y bajadas no suele variar de forma importante, por ejemplo: Estados Unidos, Unión Europea, Japón, entre otros.
  • País emergente: se trata de los países que cuentan con una baja renta per cápita con alto crecimiento económico, industrialización y sector exterior al alza, especialmente en exportaciones, como por ejemplo: China, Brasil, India, entre otros.
  • País subdesarrollado: este tipo de país se trata de aquellos que tienen una baja renta per cápita, pero también un bajo crecimiento económico, baja industrialización, sector exterior poco importante, ejemplo de esto son la mayoría de los países de África.
Situación de los países emergentes

Situación de los países emergentes

¿Cuáles son las características comunes de los países emergentes?

Aunque tienen muchas diferencias y muchas cosas en común, estos países emergentes se han convertido en uno de los mercados más importantes, definidos especialmente por una serie de características comunes que marcan su presente y que sin duda alguna marcará su futuro. Aquí podemos decirte cuáles son algunas de las características más comunes e importantes que definen actualmente al grupo de los países emergentes:

-Se trata de un grupo que concentra una gran parte de la población mundial, con ello nos referimos a que son uno de los mercados mayores y con mayor potencial de consumo beneficiados por su desarrollo económico.

Hablamos sobre la situación de los países emergentes

Hablamos sobre la situación de los países emergentes

-Su economía parte de la internacionalización, es decir, cuenta con mayor presencia de sus empresas en el exterior gracias a sus exportaciones, pero también por la recepción de inversiones de países desarrollados.

-Su crecimiento económico sufre muchos momentos de dudas, y es que aunque las desaceleraciones económicas son más bruscas, también las salidas de las mismas son más rápidas y con tasas de crecimiento del PIB mayores (Brasil es el ejemplo más reciente). Todo ello conlleva en líneas generales un crecimiento medio que seguirá siendo mayor que el de la mayoría de los mercados desarrollados.

-Su vulnerabilidad más grande es su moneda nacional puesto que normalmente la liquidez de sus activos es baja y son susceptibles de crisis generadas por su divisa como se ha demostrado en los últimos 20 años (peso mexicano, real brasileño, rublo, monedas asiáticas, yuan chino) propiciando desaceleraciones y cambios bruscos que, lógicamente, perjudican las inversiones.

-Estos países tienen una clase media reducida: La polarización en el reparto de la riqueza lleva a que la clase media siga siendo pequeña y por ello, la renta per cápita baja.

Estos países, aunque tienen mucha ventaja y ofrecen muchos mercados en potencia, también es necesario acotar que esto también entraña más riesgos, como son su inestabilidad política, su mayor dependencia de socios externos o la volatilidad de sus divisas. Las dificultades que a diario se encuentran al momento de las inversiones a estos países, cobra especial relevancia la figura del fondo de inversión gracias a su gestión profesionalizada y diversificación.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.