¿Cómo invertir el dinero?

Principalmente, ya sea que vayas a invertir una cifra alta de dinero o por el contrario una más baja, el objetivo siempre será el mismo: hacer crecer tu dinero.

Sin embargo, debes de tener en cuenta que entre mayor sea la inversión, más alta será la potencial recompensa.

Aunque, los medios para hacerlo pueden variar dependiendo de la cantidad de dinero y de tu estilo de inversión. ¡Si inviertes de una forma eficaz, podrías llegar a vivir de tus ganancias!

Por tal motivo, si tú pregunta es ¿cómo invertir el dinero? A continuación te damos algunos consejos que esperamos que te sean bastante útiles al momento de realizar tu inversión.

¿Cómo invertir el dinero?

En primero lugar, Antes de que decidas invertir un centavo, determina las razones por la cual elijas una determinada inversión ¿Retener dinero para que se mantenga por encima de la inflación? ¿Tener ahorros para tu jubilación dentro de algunos años? ¿Deseas crear un fondo universitario para tu hijo o nieto? Tus metas afectarán lo agresiva o conservadora de tu inversión.

En resumen, define la razón por la que deseas invertir tu dinero, ya que esto te ayudara a determinar el riesgo de tu inversión.

Establece un fondo de emergencia

Hagas lo que hagas, no destines todo tu dinero extra a las inversiones, ya que cualquier cosa podría salir mal y el no estar preparado para esa posibilidad sería irresponsable de tu parte.

Entonces, lo más recomendable es dividir tu dinero extra de cada mes, destinando una parte a tu fondo de emergencia y otra a tu fondo de inversión.

Consulta un asesor financiero

Si bien no necesitas de uno para realizar tu inversión, te darás cuenta de que contar con una persona que conozca las tendencias del mercado, estudie las estrategias de inversión y que diversifique tu cartera te será de mucha utilidad.

Aunque, a primera vista te parecer mucho dinero contratar a un asesor, seguramente cambiarás de idea cuando te des cuenta de que contar con un planificador financiero realmente te ayudara a ganar dinero

Corto o largo plazo

Una vez que hayas definido la razón por la cual deseas invertir, asegura de saber ¿en qué período de tiempo?

Un de las ventaja que el inversionista a largo plazo tiene por sobre el de corto plazo es la previsibilidad del mercado. Sin embargo, invirtiendo a corto plazo puedes obtener beneficios rápidamente, aunque posiblemente con un margen de ganancia menor que el de una inversión a largo plazo.

Ten una cobertura

La cobertura es el equivalente de un plan de contingencia para la inversión. De hecho, está destinada a compensar las pérdidas al invertir en un escenario que no deseas que se produzca.

Aunque, si bien podría sonar contradictorio apostar al mismo tiempo por y en contra tu inversión, si lo piensas bien, hacerlo reducirá considerablemente el riesgo de pérdida.

Además, el invertir en empresas y sectores que conozcas, contribuye a que estarás en mejores condiciones de saber cuándo lo haces bien y cuándo no.

Compra a bajo precio.

Sea cual sea tu objetivo de tu inversión, compra cuando esté «en venta», es decir, cuando más nadie lo quiera.

Por ejemplo, en caso del sector inmobiliario, debes comprar una propiedad cuando el número de casas en venta sea alto en relación al número de potenciales compradores.

Cuando las personas se desesperan por vender, generalmente tendrás una mayor oportunidad para negociar, sobre todo si sabes que la inversión te dará buenos frutos.

Vende a precio alto.

Y obviamente, cuando el mercado se recupere, vende tus inversiones, especialmente las acciones. Además, puedes reinvertir las ganancias en otras acciones con mejores valoraciones a precio bajo, por supuesto.

Ahorra a plazo fijo.

Actualmente, los inversionistas guardan dinero a plazo fijo por una cantidad de años determinada, tiempo durante el cual la persona no puede acceder a los fondos.

De hecho, entre más prolongado sea el plazo, mayor será la tasa de interés.

Invierte en acciones.

Si decides invertir tu dinero en acciones, podrías recibir parte de las ganancias, que se pagan como dividendos.

Aunque, por lo general las acciones se adquieren a través de intermediarios, existen planes de compra, mediante los cuales los compradores evitan los intermediarios comprándole directamente a las empresas o los agentes.

Invierte en cuentas de jubilación.

Hoy en día, las cuentas de jubilación quizá sea la forma más popular de inversión para cualquier persona.

El empleado determina una cantidad de dinero que quiere que se le deduzca de su salario para que pase a su cuenta de jubilación.

Invierte en oro.

Poseer un de estos metales preciosos podría ser una buena manera de almacenar tu dinero y superar la inflación.

De hecho, muchos ven estos metales como inversiones rentables y acciones de valor permanente, ya que estos metales preciosos no están sujetos a impuestos, son fáciles de almacenar y pueden comprarse y venderse fácilmente.

Invierte en divisas.

Aunque son gran inversión, las divisas pueden ser complicadas, ya que generalmente reflejan la fortaleza de la economía que las usa.

El problema con ello es que la relación entre la economía y los factores que influyen en ella por lo general no es directa y puede cambiar fácilmente.

Invierte en materias primas

Las materias primas, pueden ser una buena manera de diversificar tu cartera de inversión, porque las materias primas no acumulan interés, se mantienen y experimentan grandes fluctuaciones de precio según factores estacionales y cíclicos.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.