Cómo ahorro dinero. Comprar marcas blancas

Antes de empezar a describir las bondades de las marcas blancas hay que decir que no reciben este nombre porque vengan en paquetes de ese color o porque el logotipo del envase en cuestión sea de un blanco impoluto y virginal, sino que reciben ese nombre porque son productos que pertenecen a una cadena de distribución, o, lo que es lo mismo, que son las grandes superficies las que se dedican a poner a la venta los productos que ellos mismo manufacturan.

Ahora bien, hay toda una historia detrás de las marcas blancas. Con el incremento de las grandes superficies comerciales (crecen casi como setas), las marcas tradicionales, que se han ido fraguando un prestigio de cara al consumidor e incrementando sus precios casi de manera directamente proporcional a como crecía su fama, han ido quedando un tanto relegadas debido a que la calidad que ofrecen las llamadas marcas blancas no tiene nada que enviar a las demás. Pero ¿ahorramos comprando marcas blancas?

La respuesta, indudablemente es sí. Las diferencias de precios entre las marcas originales y las blancas han llegado a alcanzar en determinados productos diferencias exorbitantes. Tanto es así, que en determinados refrescos (pongan la marca que más le suene) la diferencia entre comprar una Coca-Cola (bueno ya no lo hagan), y comprar un refresco de cola de la marca más barata, existe una diferencia de un 350 por ciento, es decir, por el precio de una Coca- Cola, puedes comprar tres y media de la marca blanca.

Es cierto que son casos extremos, pero no lo es menos que a la hora de pagar, si el carro de la compra lleva mayor cantidad de marcas blancas, el ticket es más reducido que si es al contrario. No obstante, con esto no se pretende afirmar que siempre haya que comprar marcas blancas. Es verdad que hay algunas de ellas, que realizan productos que dejan mucho que desear, aunque también lo es, que la relación calidad-precio de estas marcas es considerable. Entonces ¿son de peor calidad?

Ahorrar dinero en la compra. Consumir marcas blancas

Ahorrar dinero en la compra. Consumir marcas blancas

Pues según une estudio de la organización de consumidores FACUA, los productos ‘sin marca’ no tienen porque ser peor que los que si la tienen. De hecho, recomiendan a los consumidores que no hagan excesivo caso a las campañas que intentan desacreditar las marcas blancas. Campañas del tipo “Fontaneda no fabrica para otras marcas”.

Realmente, lo que aconsejan para conseguir ahorrar es compara precios y comprobar los etiquetados, para saber más o menos que es lo que estamos comprando. En esa comparación, la superficie que ofrece sus productos propios más baratos es Alcampo, seguida de Carrefour.

Por tanto, las marcas blancas son una buena forma de ahorrar dinero y no perder calidad, aunque como en todo, hay que estar sobre alerta para evitar sorpresas.

En la prioridad de nuestros gastos cotidianos en casa esta la compra de productos ya sean alimenticios, para el mantenimiento del hogar o para vestirnos, en los diferentes comercios existentes en nuestro entorno.

Por esto, es por lo que debemos tener “cabeza” al realizar estas compras, y como aconsejan las asociaciones de consumidores UCE y CEACCU podemos tomar ciertas medidas para ahorrar en estas compras, por ejemplo:

    • Con esta época de crisis han proliferado los pequeños comercios de frutas y verduras y algunos de carnes que son regentados por familias que vendían principalmente sus productos a las grandes superficies, de modo que sus productos son más baratos que en las grandes superficies.
    • Cada vez mas los comercios optan por las marcas propias o “marcas blancas” que son hasta un 30% más baratas que las más conocidas. Según los datos del sector alimenticio, las marcas propias del comercio alcanzan ya el 29% del mercado, 5,5 puntos más que hace cinco años.
    • Hace una lista de la compra antes de ir a comprar y ceñirse a ella nos permite ahorrar entre un 20 y un 30%. Aunque es difícil, es una medida con la que además de ahorrar podremos controlar los precios de cada artículo y saber lo que compramos. También tenemos que tener cuidado de los artículos que los expertos en marketing y publicidad de las compañías colocan en lugares estratégicos para llamar la atención del consumidor, por que suelen ser los que nos desestabilizan la compra.
Lista de la compra en el ipad

Lista de la compra en el ipad

  • Los productos de temporada, son siempre más baratos, dado que su producción aumenta enormemente en dichas épocas, además estarán más buenos que cultivados artificialmente en las fábricas fuera de temporada.
  • Los comercios tienen un reclamo muy extendido, estos son las ofertas, aprovéchalas y compara precios. Pero ten cuidado por que a veces los populares “3×2” o “Segunda unidad a mitad de precio” no son salen tan baratos como parece ya que, a veces, el precio por unidad es más elevado.

Relación de fabricantes de marcas blancas

Las marcas blancas suponen un ahorro considerable y las grandes superficies, especialmente en tiempos de crisis económica, recurren mucho a ellas porque les supone un gran volumen de venta.

En muchísimos casos, es el mismo producto, en otras, es una versión del producto adaptada a la gran superficie, con una ligera rebaja de la calidad que en muchos casos es inapreciable a simple vista.

Os ofrecemos un listado muy interesante para ayudarnos a ahorrar mes a mes con productos de garantía y de buena calidad.

Marcas blancas

Marcas blancas

También nos dan una buena utilidad para localizar fabricantes, del Ministerio de Sanidad y Consumo.

Cuidado con las ofertas en productos perecederos

Hará un par de semanas en uno de los centros de una conocida (pero mucho, mucho) cadena de hipermercados vi una oferta de leche infantil a 1 euro. Un cartel enorme tapaba casi lo que había, daban ganas de comprar varios paquetes, y si no fuera porque en casa compramos otra marca y tipo, quizá hubiera salido con una compra considerable de ese producto. El caso es que no tuve una tentación cegata a comprar y pude preguntarme sin influencias el por qué de semejante rebaja y fue fácil averiguarlo: la fecha de caducidad. El producto caducaba ese mismo mes.

La conclusión es fácil, antes de comprar un producto perecedero (cualquier clase de alimento, condimento…..), hay que fijarse en su fecha de caducidad.

La cosa es grave y de denuncia cuando se rumorea que en algunos sitios se retiran productos a fábrica, donde ahí se les cambia únicamente la tapa y fecha de caducidad, y posteriormente suele salir de oferta, no hay pruebas, pero como consumidores deberemos vigilar, especialmente en productos de oferta que todavía estaban con la fecha de caducidad bien, si se han estropeado antes de tiempo, saber cuáles son y bien dejarlos de comprar, o bien podremos mostrar nuestro malestar, a buenas o incluso podemos reclamar como consumidores rellenar una Hoja de Reclamación de la cual deben darnos copia numerada.

A cuento de todo lo anterior, en los hipermercados/supermercados se debe llevar un sistema lógico para ellos, el FIFO, siglas de First In, First Out, el primero que entra debe ser el primero que sale, lo que aplicado es que en la colocación es que los productos con fecha de caducidad más cercana se ponen delante y los de más tardía, detrás o en almacén, incomprensiblemente no siempre se cumple y es entonces cuando más tienen productos con fecha de caducidad reciente nos pueden engañar con las fechas de caducidad.

En el caso de productos de periodicidad breve, un truco para llevarnos los mejores alimentos es mirar al final de los estantes, donde suelen estar los de fecha de caducidad más tardía. En el caso del pan de molde y bollería o yogures merece mucho la pena.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.